Asesor, Coach, Mentoring, Conferencista

Marketing

Articulos y Comentarios sobre Marketing Online

5 Tendencias que modificaran las marcas en Internet el 2016

5 Tendencias que modificaran las marcas en Internet el 2016

Decir que las redes sociales son tendencia puede parecer algo demasiado viejo ya. Las redes sociales llevan siendo tendencia años. Sin embargo, y a pesar del tiempo que pasa y de que estas herramientas están cada vez más normalizadas en la existencia de consumidores y marcas, el universo de lo social ni está llamado a desaparecer de las previsiones de futuro ni está llamado a quedarse como siempre y sin cambios. Según las previsiones de Hootsuite, los cinco grandes cambios que modificarán cómo se usan las redes sociales en el universo de las marcas durante el año próximo. Las redes sociales tomarán la empresa desde dentro.- Las redes sociales han modificado la estructura de lo que las empresas hacen o del modo en el que llegan a los consumidores. Pero los cambios que imponen las redes sociales van a ir más allá durante 2016 y van a empezar a tocar a las propias cuestiones internas de la compañía. Las compañías tendrán que empezar a usar las redes sociales para trabajar y para permitir la comunicación de sus trabajadores. Los empleados serán los nuevos embajadores de la marca.- Hasta ahora, las empresas se han centrado sobre todo en dos campos para crear embajadores de la marca. Por un lado, han apostado por los influencers, ya que estos consiguen llegar a audiencias masivas y convencerlos con sus mensajes. Las empresas habían perdido de vista a sus propios trabajadores que son, en realidad, una poderosa herramienta para amplificar y dar a conocer su mensaje. Como apuntan en el análisis, las empresas se centrarán durante 2016 en convencer a los empleados para que se conviertan en embajadores de la marca en redes sociales. La mensajería social es la nueva frontera. Los consumidores están cada vez más presentes en espacios como Whatsapp y emplean cada vez más las aplicaciones de mensajería. Las usan, hasta ahora, para comunicarse entre ellos y en su vida privada, pero por el momento no tanto para comunicarse con las empresas, a pesar de que les gustaría hacerlo (¿quién no desearía comunicarse con atención al cliente por un rápido Chat de Whatsapp en vez de usando una eterna llamada de teléfono?). En 2016 sin embargo podrían aparecer mejores herramientas analíticas y eso podría cambiar la situación. Además, el hecho de que las redes sociales en general estén incentivando las herramientas de mensajería hace que estas sean cada vez más normales y ‘usables’ para las empresas. La publicidad en redes sociales vivirá un boom (o llegará al momento álgido de su boom).- La inversión de las marcas en publicidad en redes sociales ha crecido en un 33,5% durante 2015, según los datos que maneja Hootsuite. La cifra no es solo espectacular por ella misma, sino que además es impactante si se tiene en cuenta que no existía publicidad en redes sociales hace unos años. Y también será la era dorada del vídeo social.- No son los primeros que lo dicen y posiblemente tampoco serán los últimos. 2016 será el gran año...

Read More

2016, año del vídeo y del móvil

2016, año del vídeo y del móvil

El 80% de los usuarios consumirá vídeos online. Las principales plataformas sociales, como Facebook o Twitter, pierden peso en favor de otras nuevas redes sociales en auge como Instagram, Snapchat o LinkedIn. La inversión en publicidad digital crecerá un 24% y la consolidación del m-commerce crecerá en torno al 48%. Estas son algunas de las principales conclusiones presentadas en la infografía de tendencias del marketing digital para 2016 desarrollada por la compañía QDQ media. Aumento de la inversión publicitaria. 2006 estará marcado por el crecimiento de la inversión en marketing digital, la tasa de aumento se situará en torno al 23%. La publicidad dirigida a dispositivos móviles prevé un crecimiento del 9%. Los principales canales de inversión siguen siendo blogs y redes sociales, pero 2016 trae cambios como la explosión de vídeo y audio online. El branded content mantiene su papel protagonista. Las empresas que quieran ser relevantes en el mercado deben aportar valor a los contenidos que hagan que la audiencia se identifique con ellos. En este aspecto, se estima que el 71% de las empresas anunciantes realicen acciones y estrategias para fidelizar al público. La irrupción de los teléfonos inteligentes ha supuesto un cambio muy importante en el marketing digital y en este año la inversión en acciones de marketing para dispositivos móviles se multiplicará por 7. El móvil pasa de ser un complemento a ser un actor principal en el proceso de compra gracias a factores como la geolocalización en tiempo real, que resultan fundamentales para satisfacer las demandas de los usuarios en todo momento. La incorporación de funcionalidades de este tipo hará que el m-commerce continúe su tendencia de crecimiento, y se espera que en 2016 lo haga en un 48%. Vídeo online, protagonista principal de 2016. El vídeo online se convierte en la principal apuesta dentro de las estrategias de marketing digital. Este año trae nuevos formatos que hacen los vídeos más atractivos a los usuarios: gifs, experiencia 360° o vídeos interactivos, entre otros. Los vídeos, con sus nuevos formatos, entran además en el universo de las estrategias SEO. El 80% de los usuarios de Internet consumirá vídeos online, por lo que es una oportunidad única para que ayuden a lograr un buen posicionamiento en buscadores y ganar así relevancia en la red. Cambio en la tendencia de las redes sociales. Las principales plataformas sociales, como Facebook o Twitter, pierden peso en favor de otras nuevas redes sociales en auge como Instagram, Snapchat o LinkedIn. En estas redes, mucho más visuales, el vídeo es una pieza clave para llegar a los usuarios. Además, las redes sociales se convertirán también en puntos de venta. Gracias a la integración de llamadas a la acción los usuarios podrán adquirir directamente los productos desde estas plataformas. Esto, unido al aumento de los pagos móviles, con ofertas, cupones o recompensas, ayudará a la consolidación y crecimiento del m-commerce en cuotas cercanas al 48%....

Read More

Los vídeos cortos son más exitosos

Los vídeos cortos son más exitosos

Los anuncios móviles que mejor funcionan son los que duran entre 14 y 15 segundos, pero debe de capturar la atención en los primeros 4 segundos. Los vídeos están de moda, y eso se debe, principalmente, a que es uno de los formatos de contenidos que generan más interés entre los usuarios. ¿Son todos los vídeos iguales? Evidentemente no, y uno de los factores que juega un papel clave es el de la duración. En una época en la que el internauta ha ido reduciendo su intervalo de atención y que cualquier actividad online se caracteriza por la multitarea, tiene bastante lógica que los vídeos más cortos sean los que generen mayor engagement entre los espectadores. Los vídeos más cortos consiguen un 25% más de tiempo de permanencia, frente a los anuncios de más de 15 segundos, lo que lleva al informe a asegurar que los vídeos de corta duración son los más efectivos para las campañas de marketing orientadas a branding (tanto para dar a conocer la marca como para reforzar una imagen positiva). Ccuando el vídeo está centrado en un producto en concreto e incluye una llamada a la acción, resultan más efectivos los anuncios que duran entre 15 y 30 segundos, y son estos los que ofrecen un engagement un 30% superior: quizá porque en este caso los usuarios precisen algo más de información. En el caso de los vídeos móviles, un área que está experimentando un gran crecimiento debido a la omnipresencia de los smartphones y los nuevos hábitos de consumo de contenidos, la duración ideal es de entre 14 y 15 segundos. Los vídeos de esa longitud consiguen el doble de engagement que aquellos más largos, pero también el doble de clics respecto a la media de los vídeos más cortos. La influencia de las redes sociales también ayuda a que los vídeos sean muy breves. Lo cierto es que los vídeos de corta duración son ya tendencia entre las marcas, ya sea porque efectivamente han comprobado que son los más eficaces para generar engagement o porque el auge de las redes sociales ha impuesto una oleada de contenidos de breve duración. Hay que tener en cuenta que el vídeo ha adquirido muchísimo protagonismo gracias a las plataformas sociales, especialmente Facebook, y la aparición de apps, como Periscope, que permiten crear contenidos en directo. Actualmente casi todas las redes sociales están intentando sumarse a esta moda tan rentable que es la del vídeo, pero en muchos casos hay límites de duración que rondan los 30 segundos: las marcas se ven obligadas, por lo tanto, a apostar por mensajes concretos que resulta que además son los más eficaces. Ahora bien, el boom de los microvídeos también está forzando a las empresas a encontrar nuevas formas de contar sus historias: conectar con el receptor y dotar de sentido a una narración de apenas unos pocos segundos es todo un reto para los marketeros, pero el esfuerzo, vale la pena. La clave para determinar la duración ideal...

Read More

La necesidad imperiosa de contar con una estrategia y un plan de marketing

La necesidad imperiosa de contar con una estrategia y un plan de marketing

Cuando se abre una empresa, todo el mundo tiene claro que lo que se espera es “al menos vivir de esto”. Antes de abrir las puertas del negocio, se piensa en lo que se va a hacer y se establecen unos ciertos objetivos de lo que se espera lograr. Nadie cree que las cosas vayan a venir solas y nadie abriría un negocio, fuese cual fuese, sin antes pensar cómo piensa vivir de ello y cómo espera operar. Uno tiene claro quiénes serán sus proveedores, cómo se relacionará con ellos y la relación que se impondrá entre unos y otros. Pero entre las cosas en las que debería pensar todo el mundo antes de lanzar una empresa y montar una marca y entre las cosas en las que en realidad piensan existen ciertas diferencias. Cuando se monta un negocio suelen dejarse de lado ciertos elementos que no se consideran tan importantes o suelen dejarse en manos no profesionales (o solucionarlo a medida que van apareciendo los problemas), en lugar de hacerlo desde un principio y con una estrategia clara. Y eso es un gran error: nada debe quedar al aire cuando se habla de estrategia de negocio y nada debe dejarse al azar, especialmente cuando los elementos que entran a formar parte de esa estrategia o los que modifican lo que se está haciendo o no son los que pueden al mismo tiempo cambiar la visión que el consumidor tiene o no tiene de la empresa. Todo eso sirve para comprender que la estrategia de marketing no debe dejarse al azar y no debe convertirse en un elemento de esos que se incluyen en la lista de cosas pendientes y que ‘ya se harán’. Contar con un plan de marketing para nuestro negocio es, en realidad, una necesidad imperiosa y una que modificará todo lo que se está haciendo y todo lo que se hará. Planificar es siempre un paso obligatorio. Y es que, aunque pueda parecer una exageración o aunque pueda parecer una cuestión que tiene un tanto de locura, lo cierto es que las empresas son de los planes. Planificar lo que se va a hacer, establecer unos objetivos de partida y decidir cómo se va a conseguir lo que se espera no son elementos cuestionables o que se puedan dejar en espera. Son elementos cruciales que marcarán la agenda y que todo negocio debe establecer desde el primer momento. Cuando se abre un negocio, se tiene claro que se quiere que ese negocio genere ingresos y beneficios. Para generar esos ingresos y esos beneficios, no queda más remedio que conectar con los consumidores, hacer que conozcan a la marca y establecer con ellos una relación de confianza. Poco importa que lo que se abra sea la nueva peluquería del barrio o que lo que se esté lanzando sea una firma de productos lácteos con unas características muy concretas. Antes de dar un paso hay que saber el camino en el que se tendrá que dar. Las...

Read More

¿Qué hace triunfar a un buen contenido de marca?

¿Qué hace triunfar a un buen contenido de marca?

Si existe una cuestión que se ha convertido en una suerte de obsesión para las marcas en estos últimos tiempos son los contenidos. Las marcas han descubierto el potencial de los contenidos como herramienta de marketing y se han empezado a preguntar cada vez más y más cómo pueden usarlos para conseguir los mejores impactos y el mayor beneficio posible. El marketing de contenidos se ha erigido en un elemento cada vez más recurrente en la estrategia de las marcas y los estudios demuestran que las compañías están invirtiendo cada vez más y más en este terreno. Las marcas consideran a los contenidos como una gran herramienta para llegar al consumidor, el 76% de las empresas prevén invertir más en 2016 de lo que invirtieron en 2015 en marketing de contenidos y solo un muy reducido 2% preveía reducir su inversión en esta herramienta de marketing. Y si las marcas estaban decididas a gastar más dinero en marketing de contenidos se debía a una razón clave: las compañías habían descubierto que les funcionaba. Los resultados de los contenidos y el ROI de los mismos es lo suficientemente elevado como para que las marcas no solo no estén dispuestas a renunciar al marketing de contenidos, sino que además están más que abiertas a gastar más dinero en ello. Las marcas están más interesadas que nunca en generar contenidos y llegar con ellos al consumidor. La mayoría de las empresas ha visto el potencial del marketing de contenidos y están más que dispuestas a emplearlo para conseguir los mejores resultados. Sin embargo, no hay que caer en la trampa de pensar que el marketing de contenidos es simplemente ‘publicar cosas’. Para triunfar, la calidad es clave. Hay que generar buen contenido de marca y para crear contenidos de calidad hay que tener ciertas cosas claras. Los contenidos no son publicidad. No exactamente. Uno de los primeros puntos que las marcas tienen que tener muy claros (y uno de los puntos que posiblemente generen más tensiones en los equipos de marketing y que probablemente sea también el que tiene más potencial para ser el punto débil de la estrategia de content marketing de muchas marcas) es que los contenidos no son publicidad. Forman parte de la estrategia de publicidad y marketing de la compañía, están orientados a conseguir objetivos marcados por los del departamento de marketing y servirán para que el consumidor conecte con la marca, pero a pesar de todo ello los contenidos no serán nunca publicidad. O no lo serán exactamente. Las marcas tienen que tener muy claro lo que esperan conseguir con sus movimientos en este terreno. El argumento de que hay que subir vídeos a Facebook o a YouTube, que hay que abrir un blog o que hay que producir podcasts porque el mercado lo está haciendo o porque el competidor directo ha empezado a hacerlo no vale. Cuando se pregunta por qué se ha entrado en el marketing de contenidos hay que tener una respuesta clara y...

Read More